Geckos. Características y tipos

Gecko, (nombre científico Gekkota), cualquiera de las más de mil especies de lagartijas que componen 6 familias del suborden Gekkota. Las salamanquesas son en su mayor parte reptiles pequeños, en general nocturnos y de piel suave. Asimismo tienen un cuerpo corto y robusto, una cabeza grande y extremidades típicamente bien desarrolladas. Los extremos de cada extremidad acostumbran a estar pertrechados con dígitos que tienen almohadillas adhesivas. La mayor parte de las especies tienen de tres a quince cm (doce a seis pulgadas) de largo, incluyendo la longitud de la cola (más o menos la mitad del total). Se han amoldado a hábitats que van desde desiertos hasta selvas. Ciertas especies frecuentan las residencias humanas y la mayor parte se nutren de insectos.


Gecko. Sus patas en red

La lagartija de patas redondas, o bien palmatogecko (Pachydactylus rangei), del desierto de Namib, África, usa gotas de rocío que recoge en sus ojos sin párpados para subsistir en el calor.
Martin Harvey
Las salamanquesas están distribuidas en 6 familias: Carphodactylidae, Diplodactylidae, Eublepharidae, Gekkonidae, Phyllodactylidae y Sphaerodactylidae. De estos, los efáridos -un conjunto que incluye a las salamanquesas anilladas (Coleonyx) del sudoeste de los E.U., las salamanquesas de gato (Aleuroscalabotes) de Indonesia y la Península de Malasia, y otros- tienen párpados móviles.

La mayor parte de las salamanquesas tienen pies cambiados para escalar. Las almohadillas de los dedos largos de los pies están cubiertas con pequeñas placas que por su parte están cubiertas con abundantes y enanos procesos pilíferos que se separan al final. Estos ganchos microscópicos se adhieren a pequeñas irregularidades de la superficie, dejando a las salamanquesas escalar superficies planas y verticales e inclusive correr mediante techos planos. Ciertas salamanquesas asimismo tienen garras retráctiles.

En sus sacrificios por eludir a los predadores, las salamanquesas semejan ser suficientemente veloces para correr por medio de la superficie de un cuerpo de agua sin hundirse. Si bien esta habilidad ha sido probada en una especie, el geco familiar de cola plana (Hemidactylus platyurus), los herpetólogos arguyen que otros muchos gecos asimismo pueden tenerla.
De la misma manera que las víboras, la mayor parte de las salamanquesas tienen una cubierta protectora transparente sobre los ojos. Las pupilas de las especies nocturnas comunes son verticales y de forma frecuente están lobuladas de tal modo que se aproximan para formar 4 puntas. La cola de un geco puede ser larga y afilada, corta y roma, o bien aun globular. La cola sirve en muchas especies como un almacén de grasa sobre el que el animal puede alimentarse en condiciones desfavorables. La cola asimismo puede ser exageradamente débil y si se desprende se regenera de manera rápida en su forma original. En contraste a otros reptiles, la mayor parte de las salamanquesas tienen una voz, el llamado difiere con la especie y va desde un enclenque chasquido o bien chirrido hasta un chillido o bien ladrido chillón.

La mayor parte de las especies son ovíparas, los huevos son blancos y de cascarilla dura y por norma general se ponen bajo la corteza de los árboles o bien adheridos a la parte inferior de las hojas. Unas pocas especies en N. Zelanda dan a luz a crías vivas.

Los geckos son rebosantes en todas y cada una de las zonas cálidas del planeta, y por lo menos unas pocas especies se hallan en todos y cada uno de los continentes salvo en la Antártida. Los tonos de los geckos acostumbran a ser apagados, con predominio de grises, cobrizos y blancos sucios, si bien Phelsuma, un género compuesto por las salamanquesas de día de Madagascar, es de color verde refulgente y activo a lo largo del día. El gecko rayado (Coleonyx variegatus), la especie nativa de Norteamérica más extendida, medra hasta quince cm (seis pulgadas) y es de color rosado a amarillento con bandas y máculas más oscuras. El gecko tokay (Gekko gecko), nativo del sureste asiático, es la especie más grande, alcanzando una longitud de veinticinco a treinta y cinco cm (diez a catorce pulgadas). Es gris con máculas y bandas rojas y blanquecinas y se vende habitualmente en tiendas de mascotas.

Las salamanquesas son un género de lagartija. Si bien hay en torno a uno con quinientos especies de salamanquesas, todas y cada una tienen ciertas semejanzas, incluyendo colas pasmosas, una dieta simple y piel pilosa.

Gecko. Su Tamaño


Una cosa que no tienen en común es el tamaño. Las salamanquesas vienen en una extensa gama de tamaños. El geco más pequeño (y el lagarto más pequeño) es el pequeño geco enano. Medra a minúsculas 0.6 pulgadas (dieciseis centímetros) de largo y pesa cerca de 0.0042 onzas (ciento veinte miligramos). Rhacodactylus leachianus leachianus, una subespecie de la lagartija gigante de N. Caledonia, es una de las lagartijas más grandes del planeta, conforme Reptiles Magazine. Puede medrar hasta catorce a diecisiete pulgadas (trescientos cincuenta y cinco a cuarenta y tres cm), incluyendo la cola, y pesa de siete a diez onzas (doscientos doce a doscientos setenta y nueve gramos).

Hábitat del gecko


Las salamanquesas se hallan en todos y cada uno de los continentes salvo en la Antártida, y viven en prácticamente todos los hábitats, incluyendo selvas tropicales, desiertos y montañas, conforme National Geographic. 

Hábitos del gecko


La mayor parte de las salamanquesas son nocturnas. Esto quiere decir que están lúcidos de noche y duermen a lo largo del día. 

Tomar un baño es una práctica interesante para las salamanquesas. Las salamanquesas tienen la piel cubierta de centenares de miles de espinas pilosas. Estas espinas capturan el aire y hacen que el agua rebote, conforme una investigación publicado en Interfaz, el Journal of the Royal Society. 

«Si se ha visto de qué manera caen gotas de agua de un vehículo tras encerarlo, o bien de un sofá en el que se ha usado un spray protector, se ha visto que el proceso ocurre», afirmó Lin Schwarzkopf, maestro de ecología de vertebrados de la Universidad James Cook de Australia y uno de los estudiosos del estudio. «La cera y el aerosol hacen que la superficie sea muy irregular a nivel micro y nano, y las gotas de agua continúan como pequeñas bolas, que ruedan sencillamente y se desprenden con la gravedad o bien aun con un ligero viento.» [6 habilidades locas que prueban que los salmantinos son increíbles]

Con esta defensa integrada contra el agua, uno creería que sería bastante difícil limpiarse. No obstante, cuando el agua rebota, se lleva el polvo y otros contaminantes a la piel. Además de esto, limpian sus párpados claros o bien los ojos sin párpados con una veloz relamida de la lengua. 

Una vista a vista de pájaro del geco de cola de hoja, destacando la cola ancha y plana que le dio a la especie su nombre.
Una vista a vista de pájaro del geco de cola de hoja, destacando la cola ancha y plana que le dio a la especie su nombre.

Alimentación del gecko

Las salamanquesas acostumbran a comer frutas, insectos y néctar de flores. La cola de un geco ahorra grasa que puede ser utilizada después cuando el alimento es escasa. 

¿Como se reproduce un gecko?. Bebes de gecko

Las salamanquesas dan a luz poniendo huevos. La hembra puede estar encinta con sus óvulos a lo largo de años ya antes de ponerlos. Por poner un ejemplo, el embarazo de las salamanquesas arlequín dura de 3 a 4 años. Cuando los huevos están ya listos, una lagartija los pone en hojas y corteza. 

Los bebés recién nacidos se llaman crías. Ciertas crías son bastante grandes, para los lagartos. Por servirnos de un ejemplo, las crías de geco leopardo pueden medir de ocho a diez cm de largo.

Clasificación/taxonomía 
Acá está la clasificación de los geckos, conforme con el Sistema Integrado de Información Taxonómica (ITIS):

Reino: Animalia
El Reino Unido: Bilateria
Reino Infraestatal: Deuterostomía
Filo: Cordato
Subfilo: Vertebrata
Infraphylum: Gnathostomata
Superclase: Tetrapoda
Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Subórdenes: Gekkota
Familias: 

Carphodactylidae – 7 géneros, veintiocho especies
Diplodactylidae – diecinueve géneros, ciento diecisiete especies
Eublepharidae – 6 géneros, treinta especies
Gekkonidae – cincuenta y dos géneros, novecientos cincuenta especies
Phyllodactylidae – once géneros, ciento diecisiete especies
Pygopodidae (asimismo conocidos como lagartos de patas sueltas, no tienen patas delanteras y solo patas traseras vestigiales) – 7 géneros, cuarenta y uno especies
Sphaerodactylidae – once géneros, doscientos tres especies

Estado de conservación del gecko

Los geckos están incluidas en la lista de especies, desde las menos alarmantes hasta las más conminadas, en dependencia de la especie, conforme la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por servirnos de un ejemplo, la Bavayia goroensis está en riesgo de extinción. Solo se halla en 2 lugares de N. Caledonia, un archipiélago en el Pacífico Sur, y la población está reduciendo conforme la expansión de las actividades mineras reduce su hábitat. 

Otro ejemplo es la Bavayia ornata. Asimismo se halla solo en 2 lugares de N. Caledonia, mas no se conocen datos sobre cuántos quedan o bien si la población está incrementando. Su hábitat asimismo se está reduciendo debido a la minería y la agricultura.


Un ejemplar del recién descubierto gecko abejorro, llamado de esta forma por sus rayas negras y amarillas.

Otros datos sobre geckos

Los geckos tienen líneas de listas en la cola que les dejan romperse de forma rápida si un predador las sujeta. Entonces regeneran su cola.

Estos lagartos tienen pies pegajosos que les dejan escalar por superficies escurridizas. Sus dedos tienen pelos microscópicos llamados setae que les dan esta habilidad pegajosa.

Tipos de geckos


Hay en torno a mil quinientos especies diferentes de geckos, lagartijas en el suborden gekkota. Son reptiles fascinantes que son capaces de escalar, aun superficies planas, como vidrio y pasear sobre techos, debido a las almohadillas adhesivas en los dedos de los pies.

Estos han sido objeto de muchos estudios científicos, cada almohadilla está cubierta de miles y miles de pelos, conocidos como setae, cada uno de ellos de los que está subdividido en cientos y cientos de espátulas, que tienen 0,2 micrómetros de largo. Se piensa que las fuerzas adhesivas impresionantemente fuertes del pie de la lagartija son producidas por las fuerzas de Van der Waals entre las espátulas y la superficie.

Asimismo son los únicos lagartos que pueden pronunciar. En verdad, el nombre gecko procede del sonido que hace el gecko tokay. Dos reptiles interaccionarán entre sí haciendo chirridos, aparte de desplazar la cabeza o bien la cola.

Los geckos pueden perder de manera fácil sus colas como forma de defensa. La cola volverá a medrar, si bien de forma frecuente no va a tener exactamente el mismo aspecto que la cola original y no va a tener exactamente el mismo color. Por ende, al sostener a estos animales es esencial cerciorarse de que no se les caiga. Jamás agarre a un gecko por la cola y evite tocarlo.

De todas y cada una de las especies de geckos que se hallan en el planeta, múltiples especies se crían en cautividad. La próxima es una descripción de los diferentes géneros de geckos generalmente libres para las personas que desean sostenerlos como mascotas.

El gecko leopardo es ideal para el novato.


El gecko leopardo, Eublepharis macularius ,es el gecko más habitual que se sostiene como mascota. Originaria de los desiertos de Pakistán y del nordoeste de la India, es muy resistente y simple de cuidar. Las salamanquesas leopardo son infrecuentes y se distinguen de la mayor parte de los geckos en que habitan en el suelo y no escalan. Son nocturnos, pasan los días calurosos ocultos bajo las rocas o bien en orificios en el suelo, y cuando se los sostiene en un terrario aprecian los escondites.

Mediante la reproducción selectiva, una enorme pluralidad de morfos de color está ahora libre. Estos van desde los albinos hasta los lagartos con patrones diferentes a los de las bandas de tipo salvaje, conocidas como jungla, lagartos que tienen un sinnúmero de pigmento anaranjado, unos con una banda larga que va desde la cabeza hasta la cola, y otros muchos. El líder absoluto en el campo de las morfologías para la cría es Ron Tremper, quien fue el primero en desarrollar muchas de las distintas alteraciones de color y prosigue criando geckos pasmosos hoy día.

Los geckos leopardo son bastante obedientes y pueden habituarse de manera fácil a ser manipulados por sus cuidadores.

Gecko crestado

La lagartija con cresta, o gecko crestado, una vez pensada extinta, ahora una mascota muy popular.
Estas excepcionales salamanquesas solo se hallan en los bosques de N. Caledonia. Una vez se creyó que se habían extinguido, y solo se descubrieron nuevamente en mil novecientos noventa y cuatro. Ahora, mediante un programa de cría en cautividad en los E.U. y Europa, son una de las mascotas de reptiles más populares, y son muy simples de localizar por los apasionados que procuran sostenerlos.

El nombre común de los afiliados de Rhacodactylus deriva de las proyecciones de la piel en forma de pelo sobre cada ojo, y que corren desde los ojos hasta la cola. Esto asimismo le ha dado el nombre de’lagartija de pestañas’. Los geckos crestados son nocturnos y arbóreos. Sus dedos adhesivos acaban en pequeñas garras que les asisten a aferrarse a las superficies. La cola asimismo es semipesada y acaba en una almohadilla adhesiva.

Se trata de geckos bastante resistentes, simples de sostener y de permitir por la parte de sus dueños. Aparte de insectos, se nutren de frutas y pueden sostenerse con una dieta comercial, la rhapashy, que se vende en polvo. Precisan un vivero alto con muchas ramas para escalar, y preferentemente plantas vivas.

El gecko de Madagascar, o gecko Phelsum

Lagartija gigante del día de Madagascar | Fuente
La salamanquesa de Phelsuma, o gecko de Phelsuma es endémica de Madagascar y de las islas circundantes. Son de colores muy refulgentes, frecuentemente verdes con marcas rojas, si bien el geco de neón de día, tiene una cabeza amarilla y 2 líneas de color azul neón que corren por su costado. Las marcas azules asimismo están presentes en otras especies, como la entretenida sombra de ojos azul que usa la lagartija de polvo de oro.

En contraste a la mayor parte de las especies, las salamanquesas de Phelsuma son diurnas, activas a lo largo del día. Les chifla tomar el sol sobre una rama, y precisan una luz UV fuerte que les deje absorber el calcio y destacar sus mejores colores. Son más sensibles a los fallos en su cría que las especies precedentes, mas con una cautelosa investigación y puesta en marcha pueden hacerlo realmente bien en el terrario y son bastante simples de criar.